domingo, 24 de enero de 2010

París Haute Couture 2010 (I)



EQUESTRIAN
Dior nos presenta un mundo de fantasía poblado de amazonas. Amazonas envueltas en satenes con chaquetas ultraceñidas, sombrero, redecilla, fusta y guantes de cuero.

Galliano ha explorado el origen de los revolucinarios volúmenes del New Look que en 1947 creaba Christian Dior, fijándose en el modisto estadounidense Charley James.

No puede ser totalmente casual que el modisto gibraltareño haya querido trasladar al inicio del siglo XXI el origen del histórico "New Look", cuando todo el mundo querría vivir una verdadera postcrisis.

En cualquier caso, inspirado en la clientela favorita de Charley James (1906-1978), entre la que abundaban las mujeres que montaban a caballo, a principios de siglo sentadas con las dos piernas de lado, Galliano creó chaquetas amazona rojas, fucsia o negras, sobre faldas también de lana, color carbón y blanco roto.

Con sombrero de copa y velo, y el pelo recogido en redecillas de gran tamaño, las modelos desfilban por los salones de la gran maison Dior en la Avenue Montaigne con la precisión de los pura sangre.
Para la noche, Galliano cambia su enfoque a Estados Unidos, basándose en referencias múltiples, incluyendo la época de "The Gibson Girl" (1890), considerado el ideal de la belleza femenina Stateside en el siglo XX, y la millonaria excéntrica y un icono de estilo, Millicent Rogers.

Reflejo actualizadísimo del ideal femenino reinante en EEUU a finales del siglo XIX y principios del XX, las famosas "Gibson Girl", bellas, libres, inteligentes e independientes, las chaquetas estivales del lujo Dior podrán teñirse también de delicado azul pálido, melocotón, rosa o frambuesa, con bordados y superposiciones de puntillas sobre tul.


Delicados vestidos de cóctel cortos, con bordados a mano, encaje y tul en colores pastel complementados con sombreros de gasa colocados oblicuamente para mostrar un tirabuzón que reposa en el hombro.

Vestidos fascinantes con extraordinarias combinaciones de color, amatista y chocolate, vino tinto y frambuesa, o oliva y azul.

Cuello halter o escote camisero con incrustaciones de piedras preciosas y cristales, faldas de crinolina (miriñaque) en brillante satén duquesa, cuyos pliegues caen en cascada como si se tratara de los pétalos de una flor exótica.







Galliano ataviado como un elegante jinetese puso de rodillas para besar las manos de sus modelos.
Lo único que faltaba era el resoplido caballo. "Está fuera, el pastoreo en la avenida Montaigne," bromeó Galliano.

3 comentarios:

Lapetitefille dijo...

el y sus espectaculos, jajaja! oye me ibas a mandar un mail? por que no he recibido nada...

La Boutique de la Srta. Bamboo dijo...

Desde luego este Galiano como siempre se hace notar. Es tan pequeño que hace algo a lo grande o no lo vemos!! Un besote

srta a dijo...

PETITE: Ya está enviado ;) Un beso.

SRTA BAMBOO: me ha gustado su equestrian chic :) Besos!!